Ecología y sostenibilidad

En Sevilla Limpia S.L. siempre hemos estado muy atentos y preocupados por el medio ambiente, la ecología y la sostenibilidad. De este modo, todos nuestros pasos siempre han ido encaminados a tener el menor impacto ambiental posible, contribuyendo, en la medida de nuestras posibilidades, a rebajar a mínimos nuestra huella de carbono, cosa muy importante para una empresa como la nuestra dedicada a unas labores que deben usar para su desempeño productos químicos de forma casi obligatoria.

Poniendo nuestro grano de arena en este asunto tan importante, ya hace tiempo que se disminuyó el envío postal de facturas en papel con la consiguiente reducción de huella de CO2 en el medio ambiente. Se trata de minimizar el uso de celulosa en cualquiera de sus derivados, ayudando a que no se abuse de productos químicos, así como una menor producción de desechos, todo ello derivado de la fabricación de papel, buscando siempre el ideal de ecología y sostenibilidad.

Gracias a esto, también se redujo el uso de tóner en un 50 % o 60 % y otros materiales empleados en la impresión de las facturas. Habría que sumar todo lo relativo al uso de electricidad, combustible y demás contaminantes implicados desde el momento en que se pulsa el botón de imprimir hasta que la factura llega al domicilio del cliente.

Pues ahora, y en este sentido, hemos dado un nuevo paso adelante haciendo que nuestras impresiones se hayan eliminado por completo para todos los departamentos que antes emitían documentación en papel, y por tanto, la facturación, la emisión de presupuestos, documentación varia e informes internos se expiden de forma digital.

Con todo esto se ha reducido la huella de carbono en toda la cadena tanto de las actividades indirectas como las directas. La actividad indirecta inicial empieza en elaboración de los documentos en papel para nuestro uso y posterior envío, seguido de nuestra actividad directa que son los recursos que se necesitan para la impresión, volviendo de nuevo a otra actividad indirecta que son las derivadas de su expedición al cliente o incluso de nuestro uso interno.

Al eliminar toda esta cadena conseguimos, por tanto, una reducción muy significativa en la huella que dejamos al medio ambiente, al ser nuestra nueva necesidad de papel muy cercana a cero, ayudando así a nuestro objetivo inicial dicho al principio, el cuidado del medio ambiente, ecología y sostenibilidad, todo ello muy necesario en la situación actual.